La respuesta de los inspectores a la sentencia del Tribunal Supremo exigiendo una mayor justificación no se ha hecho esperar. Y, claro, no les gusta. En EL ECONOMISTA se incluye información sobre el criterio expresado por la inspección. Podéis leerlo aquí.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad