Como de todos es sabido, la semana pasada el Gobierno sufrió una inesperada derrota parlamentaria, al no poder convalidar el Real Decreto-Ley 27-2020 de 4 de agosto, relativo a la financiación de las entidades locales. Hasta aquí, sencillo.

El problema es que en ese RDL, haciendo gala de la habitual exquisita técnica legislativa, se había aprovechado para prorrogar hasta 31 de octubre la aplicación del tipo de IVA del 0% a las mascarillas y demás material destinado a la lucha contra la Covid-19.

¿Qué pasa ahora? Pues que esa prórroga ha quedado también anulada, por lo que desde el 10 de septiembre, fecha de publicación en el BOE de la Resolución del Congreso de los Diputados anulando el citado RDL, las mascarillas y demás material sanitario pasan a tributar al 21%. Han pasado unos días sin que nadie lo remedie; esperemos que el destrozo para los empresarios que hayan vendido mascarillas estos días sea el mínimo posible.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad